narrow

jueves, marzo 27, 2008


Muerte de un guionista


El martes me enteré de la muerte de Rafael Azcona y colgué varias veces un vídeo de You Tube de El verdugo, una de mis pelis favoritas en las que intervino Azcona. Finalmente veo que ha subido el vídeo al blog y aprovecho para añadir esta nota. Lo que más me gustaba de Azcona era el oído que tenía, esa naturalidad con la que hablaban sus personajes, captados magistralmente en sus conversaciones populares. Ese gusto por lo popular que sólo se había oído en Carlos Arniches, que introdujo palabras que luego todo el mundo usaba, es la mejor característica de Azcona, además, por supuesto, de la mala leche y el humor negro. Era lo más parecido a Billy Wilder (pero sin dirigir) que teníamos en el país, así que una lástima. Que disfrutéis del vídeo y de los prodigiosos guiones del logroñés Rafael Azcona.

P.S. ¿Música para esta entrada? Nino Rota en alguna de las BSO que hizo para Fellini. Supongo que le gustaría a Azcona.

Etiquetas: , ,

Los archivos en el cine -

Me entero de que se acaba de morir Rafael Azcona, el mejor guionista de este país, así que sirva esta maravilla que escribió como homenaje.

martes, marzo 25, 2008




Un viaje de río, libro y música






Si el último día que os dejé había venido de Amsterdam cogiendo, por orden de aparición, un tranvía, un tren, un avión y un autobús, todo eso en unas cinco horas, al día siguiente, jueves 20, decidí practicar la filosofía "slowly" y acaracolada, e irme para Zaragoza de una de las formas más lentas posibles, en un tren regional que va remontando todo el Ebro. El recorrido es espectacular, no os detallo aquí todas las paradas que hice (el blog no me daría casi espacio) y, sobre todo el tramo hasta Caspe, de lo más bonito que se puede ver en un paisaje de interior no de alta montaña. El monte estaba precioso, con un día despejado, los árboles con sus incipientes flores y el río con un color azul-verdoso profundo. El tren avanzaba traqueteante, además con bastante pasaje (que aguantarmos las más de 4 horas hasta Zaragoza ya fuimos menos), en momentos a escasos 5 ó 6 metros del Ebro, de unos viñedos que dan algunos de los mejores vinos españoles (por ejemplo Capçanes o Marçà, de la comarca del Priorat, aunque dentro de otra denominación de origen también excelente pero más barata, Montsant), de los cultivos de trigo y de los pinares. Es un viaje por las esencias del cultivo mediterráneo que os recomiendo a todos los viajeros lentos. Para ir más rápido hay otras vías.


A este placer hay que añadir dos más, complementarios al menos para mí: ir leyendo y oyendo música. El libro que elegí para el viaje es éste, Un saco de canicas, del autor francés Jacques Joffo, una autobiografía hecha desde la madurez de su infancia como niño judío en Francia en los años de la 2ª Guerra Mundial, y que desde ya pasa a ser uno de mis clásicos. El libro rebosa alegría y optimismo, pese a referirse a hechos tan tristes, está excelentemente bien escrito y tiene ese elemento de bildungsroman que tanto me suele gustar y atraer.


P.S. No me olvido de la música. Todo el viaje fui oyendo a Calexico, cuya discografía completa en mp3 me bajó Alfonso. No sé con qué cd quedarme, ahora suena Spoke, y esa música de frontera que os recomendé en la entrada de No es país para viejos, era la banda sonora ideal para ese paisaje seco, árido y duro de pueblos como Samper de Calanda, que estaba celebrando la Semana Santa con su sonar atronador. Que vaya bien todo.

Etiquetas: , , , ,

miércoles, marzo 19, 2008

David Sylvian - Red Guitar




La ciudad suspendida










Ya de nuevo en esta "maravillosa cotidianeidad" de esta piel de toro donde se habla de lo mismo de siempre y las procesiones de una determinada fe (no voy a dar pistas para que no se ofenda nadie) cortan el tráfico, modifican la vida de todos los demás, etcétera.


Todavía no tengo mis fotos de Amsterdam, he de descargarlas al ordenador y ya iré poniendo. Como he hecho un diario, a lo mejor escribo algo de él.


Como dicen que pasa con los viajes de avión, todavía mi alma está allí, en esos majestuosos canales que empiezan a ver las primeras hojas de los árboles, en esas casas con ventanales enormes abiertos de par en par, en un exhibicionismo de la belleza que casi duele, con esas casas forradas de libros que además parece que se han leído, con esos "bruine cafe" donde pasaría uno horas (y de hecho las pasé) viendo caer las gotas de lluvia y las cervezas, a veces con la pipa encendida cual marinero varado en tierra extraña e invadido por una feliz melancolía. Allí, donde por las noches apenas se oye el runrún de ajadas bicicletas y olor de las sirenas del Barrio Rojo.

Y además, la gente parece feliz, con esa sopa de guisantes que tiene además pies de cerdo, salchichas, puerro, zanahoria, bacon y que parece más espesa que la conciencia de Freud, con esos tranvías que, a pesar de su modernidad (¿os imagináis cómo sería esta ciudad con tranvías antiguos de esos que se ven ya sólo en Lisboa?) siguen con su ritmo pausado y, en frase feliz de Rosa Chacel, "el tranvía también es un sitio maléfico para los diálogos de dificultad íntima. El tranvía no adapta nunca la puntuación de su marcha a la de nuestra conversación". En fin, que me ha vuelto a gustar mucho y que os recomiendo el viaje a todos los que os guste la Belleza con mayúsculas. También, evidentemente, hay otro Amsterdam, el de los Coffeeshops y el Barrio Rojo, y tiene su público, juvenil sobre todo. Pero yo os quería hoy hablar de éste, del mío.
P.S. Iba a comprarme algo de música holandesa, y de hecho me he traído jazz de una holandesa de nombre inescribible para mí ahora, pero si de verdad queréis saber qué es lo que más oí allí, en bares y demás, fue a Aime Mann, la BSO de Magnolia, que creo que no había puesto por aquí. Y otro día os hablaré de lo que sonaba en mi habitación al apagar la BBC y ponerme el disc-man. Tiene que ver con lo que os pongo para escuchar además, no os quejéis. Salud.

Etiquetas: , ,

viernes, marzo 14, 2008

El auténtico Mackie Navaja

Prometo no abusar de los vídeos de You Tube, pero me voy unos días a Amsterdam y quería dejar aquí uno de los excelentes vídeos que mi amigo Jose Ramón Díez Espinosa cuelga en la red para sus alumnos de Historia de Alemania. En You Tube firma como Weimariano y allí podréis ver su variedad de gustos, buena selección musical y excelente factura a la hora de capturar imágenes. Además suele poner las letras traducidas, como ésta de Bertolt Brecht para la maravillosa música de Kurt Weill. Si a eso le unimos que canta la, para mi gusto, mejor intérprete de música alemana de esa época, Ute Lemper, el cóctel es perfecto.
Que lo disfrutéis.

Etiquetas: , , ,

jueves, marzo 13, 2008

orange juice - rip it up

Al final he conseguido subir un vídeo de You Tube, pero no sé si el resultado es el que esperaba. Se trata de esta cancionaca, que dirían los Muchachada Nui, de Orange Juice. Otro día os hablo de ellos y de Edwyn Collins. A disfrutarla.

Etiquetas: , ,

martes, marzo 11, 2008

Una pausa para la publicidad



Después de más de 170 entradas, os pongo una pausa publicitaria. Siempre me han gustado los anuncios desde el punto de vista estético, independientemente de la intención vendedora. Soy de los que opinan videoque a veces es una pena que se acaben y que siga una mala película, y es cierto que en algunos hay más creatividad, más trabajo, más originalidad que en obras presuntamente artísticas. Éste puede ser una buena muestra de ello, además en versión larga, así que a disfrutarlo.
P.S. No sé si sale la música, pero le podéis poner algo de música funky de Detroit, algo bailongo. O algo electrónico como Air. Salud.

Etiquetas:

domingo, marzo 09, 2008




Un jour de fête










Para mí, los días de elecciones siempre han sido días alegres, pese al empeño que ha tenido siempre ETA o Al Qaeda en matar y recordar que el ser humano puede ser una bestia sanguinaria asesina. Pero no quiero hoy ahondar en el tema del terrorismo, hay ya poco por decir. Concretamente hoy, lo que hay que hacer es votar. Yo he ido siempre, pese a mi desencanto habitual en los políticos, aunque sea para votar en blanco y manifestar así mi disgusto con la política. Este año he votado con sus papeletas y sus crucecitas (por cierto, vaya grupos variopintos que se presentan al senado. Es lo más divertido de las elecciones, ver esos espacios de propaganda electoral).


Ayer estuve viendo un excelente concierto de estos chicos de aquí arriba, el dúo sueco Club 8, de los que tengo todos sus discos. En escena eran, además, otra guitarra, bajo, batería y teclas, con lo que el sonido fue muy preciso. La chica, preciosa, con una de esas voces suaves que te hace encandilarte, y su pop intimista y cristalino a mí me encantó, aunque una sala de 400 butacas medio vacía no sea un buen lugar para esa música. Al menos no se podía fumar y me fui sin que la ropa me apestara.


P.S. De teloneros iba un grupo comandado por un griego, de nombre Evripidis, éstos de aquí, que practican un pop muy personal, con mucho sentido del humor en las letras. Evripidis vive en BCN, por lo que su grupo era catalán y su explicación de las letras muy clara. Me recordaron, por la presencia del piano que tocaba el líder, a otro grupo en torno a un solista que me gusta mucho, Faris Nourallah, cuyo cd recopilatorio, Near the Sun, también os recomiendo. Ah, y de Evripidis me acabé comprando el cd, que así me lo dedicaron y pasa a mi colección de cds dedicados por grupos raros que pocas veces dedican sus discos. A disfrutar.

Etiquetas: , ,

jueves, marzo 06, 2008

El eterno femenino

Entre la morralla de la red, de vez en cuando hay cosas que merecen la pena, y este montaje es una de ellas. Valga como homenaje a todas las mujeres, no añado lo de trabajadoras por aquello de la redundancia. A ver si mi falta de pericia informática lo consigue.
video
P.S. La música de hoy creo recordar que ya salió por aquí, la sensacional canción de La Mode, grupo fundamental en la movida, versión "intelectual", de los años 80, del LP El eterno femenino. Si está por la red, os lo recomiendo, en tiendas imposible. Salud.

Etiquetas: , ,

martes, marzo 04, 2008




No es país para los que no tienen sentido del humor









El viernes pasado me fui con mi padre al cine a ver la peli de los Coen, de los que soy un admirador veterano. No voy muchas veces con mi padre al cine, pero sé que hay pelis que a mi padre le gusta ver y que no va a ir a verlas con mi madre por su contenido violento o temática. Por eso, de vez en cuando, le digo que vamos al cine y de paso tomamos alguna tapa por ahí. De las últimas pelis que he visto con mi padre estoy bastante satisfecho. A saber, Salvar al soldado Ryan, L.A. Confindential, Fargo y ésta.

La peli de los Coen, o mejor sería decir de Javier Bardem, pues su presencia es absoluta en el film, está bien, pero no es la mejor ni de Bardem ni de los Coen. Tuve la precaución, como profe que he sido de cine y literatura, de leerme antes la novela de Cormac McCarthy para establecer la comparativa, y la adaptación es muy fiel. El texto de McCarthy es seguido casi milimétricamente, con un par de licencias, y precisamente ahí radican los problemas. Es un texto que se centra en varios personajes, que hablan sin parar (lo que les gusta mucho a los Coen y a Tarantino, por ejemplo), plagado de violencia, y la peli adolece un poco de esos cambios de foco, de que la figura abracadabrante de Anton Chigurh, el asesino implacable, es un ser de otro planeta, irreal, uno de esos asesinos invencibles de los que el cine ha dado abundantes muestras (recuerdo "El silencio de un hombre", con un magnífico Alain Delon). La puesta en escena es irreprochable, como una versión en desierto de Fargo, pero para quitarle horror quizá haría falta algo de lo que Fargo tenía, ese humor negro que hace que uno se ría en los momentos más salvajes. Y es que ya lo dice Woody Harrelson (para mi gusto, un error de casting), el problema de Anton Chigurh es que no tiene sentido del humor.

P.S. La música para esta entrada se dispara en varias direcciones. Por una parte, los narco-corridos de Los Tigres del Norte que tan caros son al Pérez Reverte de La reina del Sur. Por otro lado, también me acordé del rock mestizo de Los Lobos y de otro grupo del que no tengo nada y quiero, Calexico, también música de frontera.

Etiquetas: , ,