narrow

miércoles, septiembre 08, 2010




El fotógrafo






[Como dijo aquél, "decíamos ayer", me he propuesto hacer una entrada semanal por lo menos]






De este periodista, para mí el mejor de España ( y lo pongo en general, sin circunscribirlo a la categoría de fotoperiodista, donde creo que nadie dudaría de que es el mejor) ya hablé aquí alguna vez, porque sus fotos, y también sus escritos e intervenciones radiofónicas, pero fundamentalmente sus fotos, son de lo mejor, de lo más humano, de lo más reflexivo y contundente que se puede ver. Y eso, además, sin dejar de tener un excelente contenido artístico. Como muestra ya puse esta foto de la biblioteca de Sarajevo después de ser bombardeda, o cualquier otra de la serie Vidas minadas, un ejemplo excelso de arte comprometido con la realidad que refleja.


El caso es que acaba de presentar en Caixafórum de Tarragona uno de sus últimos trabajos, centrado en un territorio que conoce muy bien desde hace más de 30 años, Camboya, y que ha ocupado parte de sus últimos años.


La conferencia que ha dado ha sido más bien la presentación y contextualización de la exposición, aunque no sin dar detalles de su calidez y calidad humana, al narrar su defensa de la candidatura de su amigo el prefecto jesuita Kike Figaredo para el premio Príncipe de Asturias de la Concordia y cómo le fue arrebatado por presiones de algún-os miembro-s del gobierno que dijo que la premiada tenía que ser la secuestrada Íngrid Betancourt. Sin comentarios.
Así que si queréis ver una excelente exposición, ahí la tenéis. Y también os recomiendo que sigáis el blog de Gervasio Sánchez en Heraldo de Aragón, http://www.heraldo.es/.
P.D. En mi línea habitual, una recomendación musical ad hoc, la BSO de Los gritos del silencio, de Roland Joffé, que retrataba con dureza Camboya.
Salud.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

Blogger Pilar said...

Encantada de volverte a leer. Bienvenido de nuevo

10:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Hombre! Pues ya era hora. Cada vez que abría tu blog me quedaba con las ganas.... Para ya, ¿eh?, de hacerte el interesante... Un abrazo. Carmeta

11:57 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues como recuerdo que dijiste que la novela negra está en tu lista de preferencias recurro a tí.

Me apunté a un club de lectura y este mes "toca" Violetas de marzo, Philip Kerr. He ojeado por internet y parece que forma parte de una trilogía, de la que no es el primer libro...

¿Se puede leer sin haber leído los anteriores?, pero sobre todo, ¿se puede leer?

Gracias.

Pepa

4:43 p. m.  
Blogger narrow said...

Muchas gracias Pilar y Carmeta, aquí seguimos. :-)

Pepa, a mí Philip Kerr me gusta mucho, pero he de advertir que me encanta la época de la Alemania de Weimar y la novela negra, así que la mezcla no me podías disgustar. El detective de estas novelas es un poco arquetípico, pero al menos no es muy dogmático y sí bastante cínico.
Se pueden leer por separado, y de hecho ahora la trilogía ha pasado a pentalogía, con saltos temporales y espaciales algo caprichosos, yo prefiero la trilogía original, y ésta es una de mis favoritas, y por supuesto se pueden leer por separado.
De nada.

6:11 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home