narrow

sábado, enero 12, 2008



Trapitos de colores






Ayer por la tarde llovía en Zaragoza y pensaba hacer una evocación de la lluvia y la ciudad, su color y demás, pero me fui al cine a ver This is England, de Sheane Meadows y he cambiado de idea. He de reconocer que me gusta mucho el cine social británico, considero que tiene una profundidad y una credibilidad de la que carecen otras cinematografías, que sus diálogos me parecen naturales y no impostados, y así era difícil que esta peli no me gustara. Había leído alguna crítica por ahí, por ejemplo una muy elogiosa en Culturas de La Vanguardia del gran Kiko Amat, que tanto controla de esa época y de esas latitudes, y reconozco que la peli está a la altura.
Decir que su tema es la captación de un chaval de 12 años por un grupo skinhead en el año 83 en una ciudad industrial británica es quedarse muy corto. Eso está, sí, pero hay, como suele ocurrir en el cine social británico, muchos más temas que cruzan la peli: la soledad, el desamor, la conciencia de grupo, la familia, la música como factor aglutinador, el racismo..., así que la peli se enriquece poco a poco. Desde las primeras escenas de la guerra de Las Malvinas sacadas de la televisión de la época de Margaret Tatcher, vemos que el retrato no va a ser nada complaciente.

Las interpretaciones están muy logradas, desde el debutante chavalín Thomas Turgoose hasta los actores más curtidos como el skin Combo, Stephen Graham. De la bondad de los actores ingleses no hay más que decir, casi siempre están en su papel.

Por supuesto, los aspectos técnicos también rayan a gran altura, excelente fotografía, caracterización, BSO, así que creo que si conociste esa época (ay, algunos de esos problemas que salen los padecimos muchos, la dificultad de encontrar la ropa "que molaba", la imitación, el infierno de los otros...) o si te gusta el buen cine social o sociológico, si crees que la ideología nacionalista de cualquier tipo (y la religión como ideología, añado) es uno de los peligros para relacionarnos, es tu peli.

¡Qué gran final, anticlimático pero coherente!

P.S. como BSO añadida a la estupenda del film, pongo a estos señores, que, junto con The Clash, son de lo mejorcito de la música británica de la época, The Jam y su In The City, todo un himno.
P.S.S. En dos días se ha muerto el gran José Bello (Pepín) y Ángel González. Prometo entrada próxima.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home