narrow

martes, diciembre 11, 2007





¡Viva el vino!








Por primera vez, y sin que sirva de precedente, le tomo prestada una frase a Mariano Rajoy. Hace ya días que quería hablar del vino, igual que otras veces lo hice de la cerveza, la verdad es que es una delicia venir a Zaragoza e irse, literalmente, de vinos, además de irse de discos y de libros, of course, o de tapas.



Es increíble cómo ha evolucionado en España la cultura del vino, hay muchos vinos interesantes y que se pueden beber en casi cualquier sitio, las denominaciones y marcas crecen por doquier y hoy en día, tomar vinos por ahí no es un esnobismo. Incluso los bares de copas más modernos tienen varios tipos de vinos, porque la verdad es que, y más con el invierno, en muchos momentos de la tarde-noche apetece un buen vino, reposado, sin prisas, en una buena copa. Es un placer que, no por repetido, deja de ser gustoso, y es que el vino, sobre todo el tinto, es una bebida lenta, para ser degustada con suavidad, con cariño. como decía el gran Paul Giamatti en esa deliciosa (nunca mejor dicho) comedia que era Entrecopas y que ya os nombré por aquí, "no esperes a una buena noticia para abrir un buen vino, ábrelo y esa será una buena noticia".


Hablar de los vinos que a uno le gustan se haría un poco largo, sobre todo por la proliferación de marcas y denominaciones, además hay vinos para todo tiempo y comida. Yo, además de los Somontanos que todo el mundo conoce, suelo regalar también algún nuevo Cariñena o Campo de Borja, que son muy interesantes y todavía baratos. De fuera de Aragón me quedo con los Montsant, más baratos que los Priorats pero no por ello peores, los Toro, los cosecheros de Rioja para diario y alguna que otra denominación de origen que voy probando y que voy añadiendo. Por ejemplo, la Terra Alta de Tarragona hace muy buenos vinos, incluyendo un blanco que me gusta regalar con uno de los nombres más bonitos que he visto, "Llàgrimes de tardor", lágrimas de otoño.


Salud.


P.S. Cuando escribí la mayor parte del post, estaba sonando ese grupo americano que tanto me gusta, The Walkabouts, concretamente este cd, Nighttown, un cd especial para las noches en una ciudad, con sus medios tiempos, su voz poderosa y sus guitarras suaves y acariciantes. Ideal, por supuesto, con un buen oporto, otra de mis pasiones alcohólicas.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger david said...

Gracias por la visita... yo sigo leyendote, pero calladito.
Nos vemos pronto

12:35 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home