narrow

viernes, junio 15, 2007




El de cada día









Sé que éstas son fechas de dietas milagrosas, problemas con el bañador y demás, y que ahora no apetece hablar de según qué cosas, pero a mí hoy me apetece hablar de pan, el alimento esencial de la dieta mediterránea junto con el vino y el aceite.


Hoy en día es difícil comprar un buen pan, hay muy pocas panaderías que no recurran a ese horror de la masa precongelada y así el público se ha acostumbrado a esas misérrimas baguettes (¡qué diferentes de las parisinas!) que al rato de comprarlas sirven de chicle o de arma arrojadiza. Ya hay pocos sitios donde la masa repose, el horno sea artesano (me parece que hay menos de leña de los que dicen) y se haga todo sin prisas.

En Cataluña al menos hay una cadena de panaderías francesas, Paul, que hacen unos panes estupendos, artesanos, integrales, con 8 cereales (yo no sabía que hubiera tantos), con olivas, con un olor que me recuerda a la panadería de Manolo en el pueblo de mi madre, donde se hacía el pan sin prisas, si se acababa se acababa y nunca salía antes de la hora. Uno de mis mayores placeres de la infancia era que me mandaran a por el pan y cogerle un repizco cuando estaba recién salido del horno y quemaba. Me decían que no era bueno, pero no lo podía evitar.

Sirva todo lo anterior para decir que he descubierto lamejor panadería del mundo, ésa de la foto, BarcelonaReykjavik, en la calle Doctor Dou, en el Raval de BCN, donde hay tantos restaurantes interesantes y al lado de una de las mejores librerías de BCN, La Central del Raval. Esta panadería es completamente artesanal, no utiliza harinas blancas ni refinadas, todos sus productos son ecológicos y tiene unos dulces que levantan la boina (bizcochos de canela, madalenas de chocolate y zanahoria...). Yo por ahora sólo he probado dos de sus panes, uno de puerros y semillas de amapola y otro, que tengo congelado, de zanahoria y pasas, y se me está haciendo la boca agua.
P.S. Dedicado a un amigo que me está leyendo, un panero irredento que se pone las botas en estas fechas de pan con tomates de pereta rallados y aceite. ¿Música? Estoy en un ciber, así que algo que creo que ya recomendé, un cd de Blue note que se titula Cordon Bleu y son todo canciones con la comida como título, o, ya que la panadería es islandesa, el primer cd de Bjork, Debut.
Salud.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous jose m. said...

Bueno, pues con la edad si uno persevera se come menos pero mejor y la verdad vale la pena comer poco pan pero bueno y aunque sea más caro pues se paga, otra cosa es encontrarlo. En Berlin me quedé sorprendido de lo fácil que era encontrar pan bastante bueno en mucho sitios, no como por las ciudades de aquí.

6:18 p. m.  
Blogger narrow said...

Ya sabía yo que te ibas a sentir aludido. Cuando vengas por BCN ya iremos a este sitio, y a ver si en Viena tenemos suerte con el pan, la cerveza y demás placeres.
Saludos.

10:19 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home