narrow

jueves, junio 07, 2007






El país de la infancia






Alguna vez he dicho ya en estas ¿páginas? (¿cómo podemos llamar a esto, ¿prosas?, ¿escritos?, ¿páginas?...) que un género literario que me encanta es la novela de formación, las bildungsromans en palabro alemán que queda muy bien. Incluso en cine, un buen flashback o una voz en off sugerente, que sepa evocar ese "paraíso perdido", ese país de nunca jamás, se me hacen irresistibles.




Quizá por eso me han gustado tanto obras como El castillo alto, de Stanislaw Lem, sus memorias de infancia y juventud. Han salido en una editorial preciosa de esas que cuidan los detalles, http://www.funambulista.net, con una portada estupenda e incluso un enlace para ponerles comentarios. Fue un niño desternillante, surrealista, aunque a veces el ego se le sale por las costuras al intentar mostrar lo mucho que se adelantó a los tiempos.




Recuerdo el comienzo de El marido de la peluquera, peli que muchos odiaron pero que a mí me enganchó desde el principio, con esa Anna Galiena que derretía hasta las butacas y el excelente Jean Rochefort, en una de sus muchas interpretaciones geniales. Sí, el país de la infancia, un país perdido o negado en muchas ocasiones en aras de esa supuesta madurez pero que no hay que olvidar.


P. S. Hoy os voy a recomendar un cd por la portada, los Trembling Blue Stars y este disco, en el que sale el monumento a Peter Pan de Hyde Park, también un encanto. Tienen página web a su nombre con muy buena pinta.
Salud.

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home