narrow

jueves, mayo 03, 2007




Apología de las ruinas









Aquí ya he citado alguna vez ese excelente libro de Rafael Argullol, La atracción del abismo, donde, con su sabiduría habitual, que es mucha, Argullol describe y analiza las características del Romanticismo centrándose en unas cuantas figuras señeras.

Ya sabéis todos (sé que esto lo leeís muchos cientos, pero lo que ocurre es que sois tímidos) que uno de los tópicos románticos es el tema de las ruinas, el artista extasiado y apesadumbrado ante la grandeza de las ruinas de los antepasados, cota que nunca podrá alcanzar ni con su imaginación.


Pues bien, a mí las ruinas antiguas me gustan (por ejemplo recomiendo ver, en la comarca del Priorat, las ruinas de lo que fue la cartuja de Scala Dei, y de paso buscáis algún vino en las cooperativas de por allí mejor), pero las que realmente me atraen son las ruinas de edificios contemporáneos, cuando un derribo las hace aflorar y vemos esos azulejos pasados de moda, esos cuartos de baño arrancados de cuajo donde se ve una ducha que queda flotando en un limbo temporal, la marca de un humo eterno en la chimenea derruida, un papel pintado que hace siglos que no se vende, una estantería con recuerdos de viajes de los vecinos, un cuarto de un adolescente con sus posters y sus fotos medio despegados, un dormitorio donde se fue feliz...

Por eso, una película que me parece increíble y que he recomendado cientos de veces es En construcción, de José Luis Guerín (2001), donde un montón de cámaras, día y noche, graban la vida en torno a un edificio medio derruido del Raval barcelonés, capta la vida de los vecinos, los transeúntes, los colguetas, los albañiles que derriban el edificio y construyen uno nuevo (lo que hoy es parte de la Rambla del Raval, esa zona donde proliferan los botellones y el apedreamiento de lunas de las instituciones públicas) sobre la base de un antiguo cementerio. Ese intento, logradísimo, por aprehender la vida de un microcosmos urbano es una experiencia visual absolutamente única.

Y está lleno de habitaciones que se derriban delante de nuestros ojos, con sus vidas pasadas colgadas de hilos.

P. D. Suenan los Talking Heads, y aunque no os lo creáis, el azar tiene estas cosas, miro el título de la canción y es "Houses in motion", de la época en que colaboraban con Brian Eno, pero hoy recomendaría otra cosa para esta entrada, algo mestizo como los mallorquines La búsqueda, con su cd Los penitentes, que me sigue encantando.


Etiquetas: , ,

4 Comments:

Blogger Alfonso said...

Si te pones un contador de visitas (que no sé cómo se hace) sabrás si te ven o no (otra cosa es que te lean). Los que sí te leemos seguimos en ello, aunque a veces no comentemos. La verdad es que eres un urbanita casi perfecto, con un gusto por lo antiguo, viejo, o como lo llames; lo que quizá parezca no ser adecuado para un amante de las vanguardias en todas las arte, pero, ya se sabe, "los extremeños se tocan". Un saludo

10:25 p. m.  
Blogger desconvencida said...

Me encantó "En construcción", tuve la suerte de asistir a una presentación de la película a la que asistió el propio Guerín, que luego se prestó a responder las preguntas que hacía la gente...

7:16 p. m.  
Blogger narrow said...

Bueno, bueno, lo que habría dado por ver ese debate. ¿Y si sacaran algún extra de la peli? Tenían no sé cuántas horas grabadas.

Esperemos. Gracias por la visita.

11:56 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

dejo un enlace con un video del grupo La Búsqueda con seis canciones en directo y entrevista incluida, te aseguro que si te gusta el grupo vale la pena verlo........http://www.tvmallorca.net/pages/verclip/5569
Un saludo de Xavi.

8:40 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home