narrow

viernes, marzo 23, 2007


Las canaperas


Hoy no me apetece entrar en grandes disquisiciones y os voy a contar algo bien curioso y significativo de cómo nos luce el pelo (bonita expresión, pardiez).
Resulta que la hermana de un conocido mío es una autora de éxito de eso que llaman literatura de género, que es como decir de segunda. No sé ni títulos ni nada, pero tenía varios premios de éstos de literatura rosa. Bueno, pues su hermano me habló de la existencia de las canaperas (así, en femenino), es decir, gente que es contratada por editoriales para comer canapés, hacer bulto y dar conversación (en este caso no sé si el orden de los factores altera el producto?). Se ve que tu presentas un libro que quieres promocionar un día en que hay un partido de fútbol de la champiñón lig y no va ni el apuntador, así que hay está el organizador tirando de agenda y llamando a las canaperas. Por supuesto, según la categoría del evento, se cotizan y hay de primera, segunda y demás, depende del porte, la conversación, el tono que se quiere dar...
Así que la próxima vez que os veáis en un entorno de ésos fijaos bien en las caras, en el organizador, en si hay algún guiño del tipo "Entretenme e éste". Curioso mundo el del "espectáculo".
Yo, por mi parte, tengo fichadas a dos señoras bastante mayores que, en Tarragona, van a todo lo que organiza la Caixa. No parecen gente contratada, sólo gente que se ha enterado del asunto de las inauguraciones y están siempre como un clavo, beben su cava, repiten, eligen el canapé que les parece más exquisito, y se van. Si hace frío, pasan a la sala o al documental que se presenta. ¡Cómo no sentir ternura por estas dos señoras! Ya sabrán más de arte que muchos.
P.D. Suena Italian Café, los recopilatorios de Putumayo, siempre magníficos, ahora el genial Giorgio Conte y su Canelonni, donde dice algo así como "triste la tua dieta mentre jo mangio como un elefante"

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Anonymous Juan Domingo said...

Esas dos señoras acaso sean, junto con los encargados de la sala, quienes más sepan de arte. A mí me parece que además de ternura, habría que facilitarles algún tipo de patrocinio o subvención, sobre todo teniendo en cuenta que la organizadora es una entidad financiera. Y otra manera de promover el empleo ¿no?
(He visitado en más ocasiones este blog y me resulta muy interesante el 'tono' de sus textos. Un saludo).

9:02 p. m.  
Blogger narrow said...

Muchas gracias, juan Domingo, por visitar el blog y por la coincidencia del tono. Creo que un blog debe ir por ahí, ligero en apariencia pero con retranca, ironía, reflexión y humor.

9:25 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home