narrow

jueves, diciembre 14, 2006


Los placeres de la bibliofilia

Al final, el sábado me fui de librerías en Valencia. Tampoco mucho, porque en un descuido me dejé la cartera en casa y tuve que tirar de libreta, pero me compré unas cosillas, casi como el de al lado.
Es un rito grato para mí ir a las librerías de las ciudades que visito y comprar algo, me parece un buen recuerdo, como ya creo que comenté. En Valencia hay unas librerías, las París-Valencia (¡qué nombre más evocador!) que todavía venden libros retirados nuevos antes de que los manden a la guillotina (literal. Vean sino el blog de mi amigo Alfonso, http://elreinodeestemundo.blogspot.com y verán). Son un caos, hay libros que llevan allí 20 ó 30 años y siguen en los estantes, pero forma parte de su encanto, todavía te encuentras cosas interesantes. Yo me cogí un libro de viajes de Xavier Moret, América América, que resultó que ya tenía(y del que ya recomendé La isla secreta, sobre Islandia), otro también de Península, un viaje a pie desde Holanda a Constantinopla en el año 33, un ensayo sobre la revolución industrial en la Europa del siglo XIX y un librito sobre la Roma de los Césares de Eslava Galán.
Lo peor fue que el domingo fui al IVAM y había catálogos de fotografía y de las vanguardias húngaras saldados. Y esos pesan...
P.D. Como estoy en un ciber, no oigo nada, pero lo último que compré fue Grant Green, Complete quarters with Sonny Clark. Salud

1 Comments:

Blogger david said...

J. Narrow, veo que tienes un blog golden luxury... no esperaba menos.
Prometo visitarlo para saber de tus andanzas.
Un saludo desde el desierto...

9:05 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home