narrow

viernes, abril 11, 2008




Del amor a una ciudad










Uno de los libros más fascinantes que me he leído últimamente y que no quería dejar de reseñar es Estambul. Ciudad y recuerdos, del escritor turco Orhan Pamuk. Ya sé que el autor es polémico para muchos, que en su país tiene una fama que a mí me recuerda a la que tiene Javier Marías aquí (ego incluido), que tener premio Nobel tampoco es que ayude mucho a que los escritores se hagan una cura de humildad, y mucho menos a que sus detractores cambien de opinión (ah, esa anécdota de Miguel Mihura cojeando en el Café Gijón tras un éxito teatral para que sus enemigos no le tuvieran tanta envidia y darles más pena), sé todo eso, pero el libro me parece bellísimo.


Es una especie de autobiografía en la que el crecimiento del personaje va parejo al descubrimiento de la ciudad, a la fijación de una imagen, aunque movediza, de ella. Así, a capítulos centrados en relaciones familiares, su descomposición, sus inquinas (y el libro es poco autocomplaciente, aunque la mirada sea egoísta) siguen capítulos en los que el autor va desgranando las diferentes Estambules que ha ido leyendo y descubriendo en las enciclopedias, libros de viajes, recuerdos y evocaciones de la prensa, hasta crear un palimpsesto donde las visiones se entrecruzan, donde el tono melancólico, de color sepia, lo va impregnando todo. A eso hay que añadirle que la edición va trufada (¡me gustan las metáforas culinarias!) de unas excelentes fotos en blanco y negro y de un tono poético que hace que el texto se vuelva inolvidable en muchas páginas (las imágenes de los barcos que cruzan el Bósforo por la noche, los incendios del viejo pasado esplendoroso de la ciudad...). A mí me dio mucha pena que se acabara, y he de reconocer que había leído un par de libros anteriores de Pamuk y ya se le estaba acabando el crédito para mí, pero su voz narrativa me agarró y no me dejó parar. Espero que lo disfrutéis.
P.S. Las referencias musicales que pone Pamuk son las típicas de alguien adolescente en los 70 en un país como Turquía, Bob Dylan, Beatles, etcétera, pero yo le pondría algo de jazz como Thelonious Monk, o la melancolía del cool jazz de Art Pepper o Chet Baker.
Salud.

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

Blogger conde-duque said...

Gran libro.
Le dediqué una entrada cuando apenas llevaba un mes de blog:
http://conde-duque.blogspot.com/2006/10/estambul-memorias-de-una-ciudad.html

10:39 p. m.  
Blogger narrow said...

Hala pues, lo buscaré. Gracias por la visita.

8:33 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home