narrow

martes, mayo 06, 2008


Bares, qué lugares...


Tan gratos para conversar, sigue la conocida canción de Gabinete Caligari, y de eso os voy a hablar, de bares y de Madrid.

El sábado quedé con mi amigo pucelano José Ramón Díes Espinosa en Madrid, como esas parejas de amantes que quedan a mitad de camino. En este caso sólo era (y ese "sólo era" es mucho, es amistad, complicidad...) para ver alguna expo y compartir un rato entre barra y barra.


Ya he dicho por aquí que me gusta mucho cómo tiran la cerveza en Madrid, y de todos los bares que conozco, en el que mejor lo hacen es en éste de estas dos primeras fotos, la Taberna la Dolores, en la calle Jesús, casi enfrente de la iglesia de Jesús de Medinacelli, que más de una semana santa me ha perseguido con sus procesiones. Allí, sin darnos cuenta, al abrigo de la conversación, entre tapas de salmón, ventresca, queso con anchoas y demás, cayeron unas cuantas cañas de esas que dejan en el vaso la marca de los tragos. Al acabar la tarde, volvimos para despedirnos del bar.


Después de una cañita en la Cervecería Santa Ana, también bien tirada, probamos las gambas al ajillo de El Abuelo, muy ricas. Yo tenía el antojo de las patatas bravas (prometo post sobre el particular) y fuimos al callejón de Gato (Don Álvarez Gato) a mirarnos en los espejos valle-inclanianos, pero estaba cerrado, aunque al girar la esquina hay otro de la misma casa, Las bravas, con su salsa patentada. Me encanta esa salsa roja con sus patatones recién hechos, al igual que los calamares, aunque éstos estaban recalentados en freidora, pese a lo cual seguían tiernos y jugosos.


Ya casi ahítos, todavía con un hueco en el estómago, propuse otro de mis clásicos de Madrid, el Casa Labra, mítico local donde se fundó la UGT y al lado de Preciados. Allí, siempre a piñón fijo, pedí mis dos clásicos, las croquetas de bacalao (melosas, con su punto de nuez moscada), y las tajadas de idem (por cierto, cada vez más pequeñas). Tuvimos que hacer fila (la gente se llevaba cucuruchos de croquetas y tajadas a casa), pero mereció la pena. Os pongo una foto para que os entre todavía más hambre.


De allí fuimos a tomar el café a otro clásico, la Mallorquina de la Puerta del Sol. Yo no me pude resistir a esa napolitanas que, a lo magdalena de Proust, me recuerdan tantas visitas a Madrid. Eso, y un buen vaso de agua del grifo (allí me sabe muy buena y fresca el agua).

Ah, también vimos expos, la de Modigliani en el Thyssen (me gustó más la parte gratuita que hay en la Sala de las Alhajas, en la plazuela de San Martín) y la de Alphonse Mucha en el flamante Caixaforum, edificio que me gusto y me pareció otro buen referente museístico para Madrid, abierto todos los días de 10 a 10 y con la librería gestionada por laie (http://www.laie.es/), una de mis favoritas de BCN.

P.S. Nos dio tiempo también a ir a Fnac, y allí compré, además de tres libros de fotos (dos me los regaló mi amigo, ya os los recomendaré), un par de cds de jazz, uno éste, Here 'tis, de Lou Donaldson que me parece estupendo. A disfrutar.









Etiquetas: , , ,

7 Comments:

Anonymous Joserra said...

¡Qué fuerte lo tuyo, lo nuestro!
Y eso que el motivo del viaje, dijiste, asentí, era Modigliani, incluso Dix, menos mal.
Gracias por inmortalizar aquí el periplo madrileño, gracias por desnudar las vergüenzas de nuestros hígados y perfiles. De las confidencias... de esas mejor no hablamos, callamos.
Gran sábado, gran jornada, a mitad de camino, dices bien, como si te amantes se tratara. Por cierto, ese mismo, y no otro, fue el comentario de la sufrida Lola, otra Dolores, no la de La Taberna, no, sí la de mis dolores, esa, sí, jajaja. Y para más complicidad llegamos a la misma hora, justo a la misma hora. Eso sí, tú me abandonaste antes de tiempo, traidor. Solo me quedé, sin ti, sin Dolores, la de La Taberna, aunque otra Dolores, Lola, esperaba mi regreso.
Juliooooooooooooooooooooooooo, qué grande eres, cómo se disfruta de tu compañía, cómo.
Ya estoy esperando un nuevo encuentro, a mitad de camino, donde sea.
Abrazo :)

7:17 p. m.  
Blogger Alfonso said...

¡Qué envidia un recorrido clásico por Madrid con amigos! Espero que para otra pueda ir (mis jugos gástricos lo piden)
Un abrazo a los dos

10:42 p. m.  
Anonymous Joserra said...

Alfonso..............
Tienes razón, pero que sepas que hablamos de ti, de tus jugos gástricos también.
Un fuerte abrazo, y suerte para los equipos de fútbol y de baloncesto :)

11:23 p. m.  
Blogger Irène said...

Qué apeticible!!!. No voy por Madrid desde el 2004 pero me has hecho revivir aquellos soleros lugares (incluida la obligada visita a Fnac).
Saludos.

1:54 a. m.  
Blogger narrow said...

- Alfonso, ya estabas invitado y no viniste, así que no te quejes.
- Joserra, sin comentarios, que además esto es muy público.
- Irène, muchas gracias por la visita y sé bienvenida. Las fnacs se van extendiendo, así que podemos disfrutarlas en varios sitios.
Gracias a todos.

1:28 p. m.  
Blogger conde-duque said...

Veo que hicisteis un buen recorrido gastronómico. Todos esos sitios son muy buenos...
Un saludo.

5:39 p. m.  
Blogger Pilar said...

No hice el recorrido gastronómico como vosotros, pero también me gustaron las fantásticas exposiciones de Modigliani, de Mucha, y el edificio de Caixaforum.

11:14 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home