narrow

viernes, abril 17, 2009







Hasta los andares, o también Apología del gorrino o ¡¡Más magra!!








(Esta entrada se gestó un 17 de abril, o sea, dos semanas antes de la peste de marras)


Será por la mala conciencia de tener el blog desasistido, cuando me pongo a escribir me salen cosas serias, de libros, discos, pelis, y abandono otros temas, más frívolos si se quiere, pero de los que también me gusta escribir. Por ejemplo, de la comida.



Será por haber estado hace poco en Segovia, donde disfruté de un magnífico cochinillo, o será por acordarme de las morcillas de Monreal del Campo o por lo que sea, me ha apetecido hablar algo de ese animalito tan apetecible que es el cerdo, tan fundamental en la dieta de tantos millones de personas. En el pueblo de mi madre, como en tantos otros, sa hacía (y se sigue haciendo, aunque cada vez menos), la matacía o matanza del cerdo, en los meses en los que empieza el frío, que como ya dije, en el pueblo puede ser nada más acabar agosto. Lo cierto es que las fechas suelen ser hacia noviembre ("a todos los cerdos les llega su San Martín" se dice, es decir, el 3 de noviembre) para sí hacer acopio de comida calorífica para el crudo invierno: orear las longanizas, morcillas y chorizos, salar y secar los jamones, hacer la conserva (día de fiesta, con el aceite de oliva friendo y conservando el lomo, la costilla, la longaniza...)


Lo mejor del caso, es que dejando de lado a la gente de estricta observancia musulmana y judía, el cerdo es casi una constante en toda Europa, Asia, América e incluso más. Así, desde la salchichotas alemanas, los salamis húngaros, los sancochos latinos, las feijoadas brasileiras, el cerdo está en la cultura de media humanidad, así que un respeto para el señor cochino.


P.S Música? El primer LP de Ixo Rai, por alusiones, pero buscaré un vídeo también de los ochenta. Salud.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Anonymous Ramón García Mateos said...

Ay, el cerdo, la mejor ave del cielo... si volara, que dijo don Álvaro Cunqueiro.
Hay un álbum de los segovianos Nuevo Mester de Juglaría, sobre textos de Ignacio Sanz, titulado "A ti, querido cochino" que es una auténtica maravilla.

10:49 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home